sábado, 30 de marzo de 2013

DEPENDENCIA Y AUTODETERMINACION

Voy a hablar sobre un tema que en estos tiempos está en boca de todos, pero desde un punto de vista diferente. Cuando hablamos de dependencia quizá lo peor no sea la dependencia física, sino la falta de autodeterminación de la persona dependiente cuando los cuidadores son los padres o hermanos.

La familia intenta decidir por ti, tu ropa, tu maquillaje y no digamos cuando quieres irte con otra persona que no sean ellos de vacaciones o a pasar un fin de semana. A parte de costarte unos años más que al resto, cuando lo consigues por primera vez, no está todo ganado, sino que cada vez que quieres hacerlo llegan las mismas preguntas, los mismos peros y las mismas discusiones, aunque sí que es verdad que poco a poco te vas abriendo camino. Y puedo decir que es una de las mejores sensaciones que he tenido.
Por otro lado, la persona con discapacidad tiene que estar sujeta a los horarios de la persona de la que depende o intentar que sus actividades no trastoquen mucho las actividades del cuidador.
Otra de las cosas que suele pasar es que la sociedad suele hacerte sentir que tú sin tu familia no hubieras hecho nada y no se dan cuenta de que la mayoría tenemos  que luchar contra la sobreprotección familiar para conseguir muchos de nuestros sueños, aunque sabemos que es por miedo a que suframos o nos desilusionemos si no lo conseguimos.
Al hilo de todo esto creo que habría que dar más importancia a la asistencia personal, ya que es la única manera de que las personas con discapacidad tengan una vida realmente independiente.
Aunque en España nos queda mucho camino que recorrer en esto de la vida independiente.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario