domingo, 17 de julio de 2016

BELLEZA Y PARÁLISIS CEREBRAL

 Una reflexión sobre la estética de las personas con parálisis cerebral: es verdad que a veces vamos muy atados para poder tener la postura correcta (prefiero ir llena de cinchas y aparatos que dejar que mi cuerpo se deforme más e ir cómoda en mi silla), pero a la vez me gusta ir arreglada. Cada uno debe sacar partido a su propia belleza.
Hablando de cómo ir vestida o que llevar puesto: no me gusta nada el chándal y odio llevar manta sobre las piernas en invierno. Eso de la manta me da una sensación de persona mayor o enferma, si tengo frío me aguanto, que no me va a pasar nada. Y lo del chándal solo para el gimnasio o para ir cómoda, pero nada de chándal para ir a tomar algo.
Me gusta llevar pendientes cortos e ir maquillada, aunque reconozco que lo del maquillaje me gustaba más de más joven; ahora depende donde vaya, pero un poquito de carmín en los labios nunca viene mal.
¿Qué quiero decir con esto? que todos tenemos derecho a sentirnos bellos, pero a nuestra manera; primero para nosotros mismos y luego para los demás. Por muy atados que vayamos tenemos que saber sacar partido a nuestra belleza y sobre todo gustarnos nosotros mismos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario