domingo, 10 de abril de 2016

EL TRABAJO ADAPTADO A LA PERSONA

 Vuelvo a tocar un tema del que ya he hablado un par de veces, pero esta vez quizá de una forma más reflexiva, me refiero al empleo:

 Yo hace más o menos cuatro años tuve una experiencia gracias a Aspace, aunque la experiencia fue muy buena por muchas razones: por las compañeras y porque de alguna forma vi lo que era el apoyo, pero a la vez saber hasta dónde quiero ese apoyo. Pero hoy en día creo que la mejor opción para mí es el teletrabajo; aparte de que no necesitaría desplazarme, en casa lo tengo todo a mano y soy prácticamente autónoma. Supongo que alguien pensará, donde queda la integración y el aprendizaje de las habilidades sociales: os puedo asegurar que esas yo las he adquirido en el mundo asociativo.
Quizá lo que yo quería en ese momento era salir de casa, ver el ambiente de trabajo e incluso comprobar la reacción de la gente con mi presencia allí, aunque la experiencia fue muy buena y fue en ese momento donde descubrí muchas de mis capacidades, me sentí una más de mis compañeras y pude ver lo que era un apoyo, pero decidiendo yo. A pesar de esta buena experiencia (y yo diría que gracias a ella),cuando terminó abrí mi blog, el cual llevo yo sola. Y, si doy alguna charla, me creo mis propias presentaciones, además enciendo mi ordenador, si necesito algo pido que me lo dejen colocado en el atril que al pesar poco lo puedo coger sola o en caso de necesitar teléfono utilizaría mi móvil.
Si lo que yo quiero es dar lo mejor de mí, no hay mejor lugar de trabajo que mi habitación y, para relacionarme, ya tengo a mi gente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario