domingo, 6 de diciembre de 2015

LA DISCAPACIDAD UNA RAZÒN PARA LUCHAR

Como todos sabéis mi discapacidad es de nacimiento, esto quizá haya hecho que desde pequeña me plantease luchar por mis derechos y, por supuesto, por los de todo el colectivo de personas con discapacidad física. Mi gran lucha es demostrar, como ya he dicho en otros artículos, que no todas las personas con parálisis cerebral tenemos problemas cognitivos, e incluso los que los tienen son personas que tienen gustos, deseos y sueños.

Quizá la mejor forma de hablar de esto sea fijándome en las tres imágenes que hay en la foto:
La primera es la que yo llamo seguir mi propia línea, ya que es una charla en la que cuento mi experiencia y me llaman a mí directamente, no represento a ninguna entidad. Lo bueno de esto es que eres más libre a la hora de hablar. No quiero decir con esto que no tenga libertad de expresión, pero sí que es verdad que, si voy representando a alguna entidad, soy políticamente correcta, eso sí, sin dejar de ser yo.
La segunda es una foto hecha durante una jornada sobre asistencia personal: un tema que me interesa por todo el colectivo y, por supuesto, por mí misma. En este tipo de jornadas, aparte de conocer diferentes puntos de vista sobre el tema que corresponda, te encuentras con gente de este mundo y puede surgir algún contacto interesante.
La tercera es una foto representando a una entidad: esta es la parte que se asemeja más a un trabajo. Digo esto porque en esta entidad es donde menos amistades he encontrado, quizá por la política de la entidad y porque lo que busco ahora es sobre todo un desarrollo personal y, de alguna forma, profesional. Quiero destacar la importancia de los apoyos a la hora de realizar algún tipo de actividad, aunque la protagonista sea la persona con discapacidad. Otra de las cosas que me gustaría destacar es que no tiene porqué haber amistad entre las dos personas, simplemente respeto y cordialidad.

Como veis la discapacidad puede llegar a ser una razón para luchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario