martes, 29 de septiembre de 2015

DEPENDENCIA EMOCIONAL

Voy a hablar de un tema complicado, la dependencia emocional de las personas con discapacidad.
Quiero centrarme en la dependencia emocional de los padres.
Hay personas que dependen emocionalmente de los padres, es decir, si no están no quieren comer o que otra persona les vista. ¿Qué pasa con  estas personas?: cuando no está la madre no quiere que nadie le ayude a comer, le cuesta ir al baño con otra persona. Su  opinión es la misma que la de la otra persona o simplemente aceptar la opinión de la otra persona sin decir nada ni cabrearse. ¿Qué va a pasar con la persona con discapacidad cuando la otra ya no esté?: pues que lo va a pasar muy mal  bastante tiempo, hasta acostumbrarse a la nueva situación.
Por otro lado, qué pasa con la gente que sí necesitamos físicamente a la familia y por supuesto les quieres a tu manera, pero para nada son tu motor. ¿Cuántas veces hemos oído a la gente: tienes que querer mucho a papá y a mama y hacerles caso?

¿Quién a mi edad se apoya solo en sus padres? Creo que nadie, pues bien, yo tampoco. Tengo pocos, pero grandes amigos y ellos sí que son actualmente mi verdadero motor, pero sobre todo, mi gran motor son mis propias ideas, aunque a veces sean criticadas e incluso, cuesten lágrimas y sufrimiento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario