domingo, 24 de noviembre de 2013

UNA EXPERIENCIA JUNTO A QUIEN NUNCA PENSÉ

Podríamos hablar de una charla más, pero no, no fue una más. Fue especial y no por el lugar, en la facultad de Educación (ya había estado alguna otra vez) ni por lo que conté, que fue lo de siempre más o menos.
La diferencia está en las personas que me hicieron la propuesta: me lo propuso el equipo de motóricos de Valladolid, es decir, los profesionales que durante toda mi trayectoria educativa han seguido mis pasos para hacerme todo más fácil, aunque también a veces dudaban de que pudiese llegar a conseguir mis objetivos.
Nunca hubiera pensado que ellos me llamasen, cuando les habían pedido a ellos que diesen la chala, pero esto nos puede hacer ver algo que llevo diciendo muchos años: “quién mejor que la propia persona con discapacidad para contar sus experiencias y sentimientos”. A raíz de esto se me ocurre otra reflexión, no debemos fijarnos solo en la discapacidad, sino centrarnos en la persona y tener en cuenta sus motivaciones. Quizá lo más fácil no sea lo que a la persona le gusta y quizá  ni siquiera pueda plantearse trabajar de eso en un futuro.
Igual esta charla sirve para que los futuros alumnos con discapacidad lo tengan un poco más fácil y los futuros profesionales trabajen con entusiasmo para ayudar a los alumnos con discapacidad a cumplir sus objetivos. Dándoles las herramientas necesarias y aprovechando las habilidades de cada uno y, si es necesario, motivarles para seguir adelante.
Para terminar me gustaría agradecer a los alumnos del máster de psicopedagogía y al profesor del mismo su atención y al equipo psicopedagógico por permitirme vivir esa experiencia junto a ellos.

1 comentario:

  1. Si a tí te gustó participar, a nosotros, los "motóricos" nos encantó. Creo que los alumnos quedaron impactados por la experiencia. Son los futuros apoyos a la discapacidad y ese día dieron un salto importante en su formación. Eres estupenda
    (ó_ó)

    ResponderEliminar