miércoles, 20 de febrero de 2013

LAS RELACIONES SOCIALES DE LAS PERSONAS CON PARALISIS CEREBRAL

Como cualquier persona, la gente con parálisis cerebral necesita relacionarse con los demás, fuera del ámbito familiar esto se consigue a través de diferentes actividades como puede ser el trabajo, el mundo asociativo o  el colegio.

Cuando hablamos de relacionarse lo primero que hay que tener en cuenta es que nos va a tocar convivir con gente que no sea de nuestro agrado, tenemos que aprender a ser amables con todo el mundo y saber qué información sobre nosotros debemos compartir con la otra persona, lo mismo que saber hasta que punto queremos saber de ella.
Por supuesto, uno de los sentimientos más importantes que aparece es la amistad, aunque para nosotros sea más complicado lo de las amistades o quizás a veces quede reducido simplemente a nuestro colectivo, esto cambia mucho si se ha asistido a un colegio de integración, ya que estar con niños de tu edad sin ningún tipo de discapacidad ayuda a que tú te veas como una más, compartiendo juegos con ellos como cuando juegas a pillar con tu silla con ayuda de tu compañera.
Pero realmente cuando se empieza a dar importancia a la amistad es en la adolescencia aunque para nosotros es más complicado hacer amigos en esa época, ya que se da mucha importancia a la imagen y además pueden tener miedo a tratar con nosotros por desconocimiento. Por eso, nosotros debemos utilizar actitudes como la labia y la simpatía para ganarnos a la gente.
Por otro lado, creo que muchas veces las amigas/os son las /los que te enseñan cosas tan importantes como el cuidado de la imagen o las cuentas tus miedos y tus temores.
Ahora voy a hacer referencia a un sentimiento que aún parece un tema tabú para nosotros: el amor es algo a lo que todos tenemos derecho. Aunque para la gente sea algo imposible, los discapacitados también sentimos esa necesidad de enamorarnos. A los primeros que habría que concienciar de esto sería a los que nos rodean, que piensan que sólo estamos bien atendidos viviendo toda nuestra vida con ellos.
Pero por suerte nosotros, sobre todo la gente joven, sabemos que no es imposible la convivencia con otra persona; incluso puede haber parejas en las que las dos personas sean discapacitadas, que suele ser lo habitual pero son capaces de hacer una vida totalmente normal prestándoles los apoyos necesarios. Aquí creo que tiene un papel fundamental la figura del asistente personal.
Aunque también puede haber parejas de personas con y sin discapacidad, aunque es mucho menos frecuente en una discapacidad como ésta.
Aunque la familia  a veces se niegue a pensar que podamos formar parejas y, lo que es peor, pretenden hacernos pensar así a nosotros, quizás por tener miedo a que nos hagan sufrir, se rían o nos lancemos y no podemos afrontar la situación.
http://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fwww.ivoox.com%2F28-05-2013-sin-barreras-audios-mp3_rf_2084881_1.html&h=jAQGrz0Zv
Programa sin barreras realizado desde la residencia de Aspaym.
Me hacen una pequeña entrevista a partir del minuto 20

No hay comentarios:

Publicar un comentario