miércoles, 29 de enero de 2014

SARA EN EL COLEGIO

Sara era una niña que comenzó a ir al colegio, tenía 6 años, pero hasta entonces sus padres, a pesar de haber luchado sin descanso,  no encontraron un colegio adecuado para ella. Los especialistas que valoraron a Sara se empeñaban en que hiciera fisioterapia, logopedia y poco más.
Os preguntareis qué le pasaba a Sara: pues Sara tenía Parálisis cerebral, una discapacidad que no le permitía hablar ni caminar, pero os aseguro que sus ojos azules y despiertos lo decían todo y algún sonido que otro que Sara emitía.
Cuando Sara llegó al cole por primera vez su profesora – Pepita- no sabía qué hacer con ella, aunque su madre Lupe le había explicado el día antes cómo entenderse con la niña.
Era el primer día de clase y todos se presentaron diciendo su nombre por orden. Cuando ya todos se habían presentado, Sara pegó un grito del cual sus compañeros y hasta su profesora Pepita se asustaron, pero Pepita disimulando miró hacia Sara y dijo su nombre y ella respondió con una gran sonrisa.
Ese día ninguno de sus compañeros se acercó a Sara, ni siquiera en la hora del patio.
Los días iban pasando, Sara estaba cada vez peor, quería seguir el ritmo de sus compañeros, pero no podía  porque nadie la entendía cuando intentaba comunicarse.
Lupe la notaba triste y nerviosa e intentaban buscar soluciones a través de la Asociación a la que Sara acudía por las tardes. Hasta entonces solo la llevaban a fisioterapia, ya que Lupe y su marido no veían la necesidad de acudir a logopedia, porque ellos la entendían perfectamente tan solo con una mirada, pero las cosas habían cambiado.
Sara había empezado a ir al colegio y necesitaba comunicar sus necesidades y participar en clase y su madre no estaba allí para traducir sus gestos. En ese momento sus padres y ella misma, vieron la necesidad de buscar un sistema de comunicación, fácil de entender para todo el mundo y con el que Sara pudiera expresarse.  
Por eso una tarde, cuando llegaron a la Asociación y mientras Sara hacia fisioterapia y le preguntó la fisio: ¿qué tal en el cole?, ella se puso nerviosa y miró a su madre, para recordarle que tenía que ir a hablar con la logopeda. 
Mientras Sara hacia fisioterapia su madre fue a hablar con la logopeda y le contó los problemas que tenía Sara. La logopeda tranquilizó a Lupe diciéndole que buscarían una solución.
Al día siguiente Sara fue más contenta a clase, sabía que por la tarde comenzaría a trabajar con la logopeda y además ese día mientras estaba comiendo el bocadillo junto a la persona que le apoyaba durante el recreo, una compañera se acercó a ella y le dijo: ¿ quieres dar un paseo conmigo? Sara sonrío y miró hacia arriba. Su nueva amiga se dio cuenta de que Sara estaba deseando pasear con ella. Las dos amigas pasearon  sonriendo y hablando a su manera de sus juegos preferidos canciones y muchas cosas más.
Por fin llegó la tarde, Sara fue con su madre a fisioterapia y después con la logopeda y empezaron a trabajar con un tablero de SPC: un tablero con sencillos dibujos que Sara fue memorizando bastante más rápido de lo que todos pensaban y señalando con su mirada.
A la semana siguiente Sara fue a clase con su tablero de comunicación y le fue más fácil seguir la clase. Poco a poco fueron añadiendo letras y números al tablero de Sara y a final de curso ella sabía lo mismo que el resto de sus compañeros y además consiguió hacer un grupo de amigas siempre encabezado por Ana, la niña que paseaba con ella por el patio.

6 comentarios:

  1. Muy chulo Roci!!! Y éste es sólo el primero.....

    ResponderEliminar
  2. Muy pero que muy interesante, Rocío. Seguiré este blog con interés.

    Saludos cordiales,
    P.

    ResponderEliminar
  3. Hola Rocío, soy Ángeles, tengo 18 años y padezco una parálisis cerebral, por eso me desplazo en silla de ruedas. En mi instituto, una profesora me aconsejó que leyera tu blog, el cual me pareció muy interesante, me gustaría establecer una relación contigo a través del blog si te parece bien para poder intercambiar ideas, y llegar a tener una cierta amistad, Soy Gallega. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi encanda,pero me puedes escribir también a mi mail. Saludos

      Eliminar
    2. vale muchas gracias un saludo, te escribire un correo y nos contamos cosa si te parece, un saludo!!!!!!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
  4. me puedes escribir tu correo por favor por que yo no tengo ese programa, gracias, un saludo.

    ResponderEliminar